Reconocimiento a Mercedes Olivera

Laura Matus / Diario de Chiapas
La antropóloga feminista Mercedes Olivera Bustamante, doctora Honoris Causa por la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach), fue distinguida con el premio Memorial de Disertaciones Martin Diskin, que cada año se otorga en el marco del Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA).
El reconocimiento a su aportación como luchadora social, intelectual y feminista, le fue entregado en Nueva York, Estados Unidos, el pasado 29 de mayo. Este premio otorgado por LASA y la organización internacional Oxfam-América, honra la trayectoria del antropólogo Martin Diskin (1935-1997), a quien Olivera recuerda por “su pensamiento solidario y crítico; radical para muchos, de izquierda para quienes desde entonces soñamos con liberar a nuestros países pobres del dominio del capital”.
Mercedes Olivera, investigadora del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (Cesmeca) de la Unicach e integrante del Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, agradeció la distinción, misma que recibió en nombre de todas las mujeres que han intervenido en su construcción como antropóloga feminista.
Su intervención giró en torno a una carta escrita al desaparecido Diskin, a quien conoció hace más de 60 años realizando estudios en el estado de Oaxaca y con quien compartió la preocupación profesional de dar a la antropología un sentido no sólo práctico, sino además liberador.
En esa época en México la practica investigativa de los jóvenes antropólogos no tenía aún una incidencia directa en la realidad social, Diskin enseñaba a sus alumnos que “no sólo hay que saber lo que pasa, sino también encontrar la forma de interesar a los campesinos en cambiarla y acompañarlos en el proceso”.
En su caso la urgencia de hacer una investigación práctica políticamente comprometida surgió un poco más tarde, cuando trabajó junto a varios antropólogos críticos en el Proyecto de Investigación Puebla- Tlaxcala, financiada por el gobierno alemán, el que se aprovechó de dicho trabajo para localizar un buen lugar, con mano de obra barata y dócil para las inversiones de su capital.