Mauricio Penagos: Me vale madres…

LETRAS DESNUDAS
MARIO CABALLERO

MAURICIO PENAGOS: ME VALE MADRES…

Es muy posible que no reconozca el nombre de Mauricio Penagos Malda, pero tampoco el asunto es tan significativo como para quitarle el sueño. Si nunca ha escuchado hablar de él es porque es de esas personas que aparecen en la vida pública cada vez que hay elecciones y huesos disponibles. Si al leer esto pensó en la palabra oportunista, sería porque es la que mejor lo describe.
Penagos Malda es un empresario del sector turístico en Chiapas. Actualmente, es el gerente general del Hotel Best Western Palmareca y del restaurante La Calabaza, negocios que iniciaría su madre Celia Malda Rodríguez en 1983.
También es miembro de la Comisión de Turismo de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) en el estado, y desde hace muchos años sueña con convertirse en titular de la Secretaría de Turismo, y afirma que lo será en el próximo sexenio. Pero ¿es el idóneo para ocupar dicho cargo? No, y le diré por qué.

UN TIPO SIN PERFIL
“Zapatero a tus zapatos” es un refrán muy popular entre los mexicanos que nos indica que un médico debe dedicar su vida a sanar enfermos y que es un error contratar a un veterinario si lo que queremos es construir un puente. Y Mauricio Penagos puede que sea un buen empresario, un visionario, pero una cosa es administrar los recursos de un hotel y una muy diferente ejercer dinero público para resolver problemas y promover el desarrollo económico de todo un sector.
Las experiencias de tener empresarios metidos en la política han sido malas. Uno de los mayores ejemplos es el expresidente Vicente Fox, que hizo toda una carrera empresarial en la compañía Coca-Cola a la que entró a trabajar en 1965 como distribuidor local, y luego de once años de esfuerzo logró asumir la presidencia de la división de América Latina, transformándose así en el gerente ejecutivo más joven en la historia de esa transnacional.
Fox renunció a la refresquera en 1979 para dedicarse de lleno a sus negocios, los cuales giran en torno a la alimentación agropecuaria, la exportación de verduras congeladas y el calzado. Y cuando ya tenía toda una fortuna se enlistó en el PAN, en el lejano 1987. Cuando llegó a la Presidencia de la República lo primero que hizo fue beneficiar a las empresas de los hijos de su esposa Martha Sahagún, los de su propia familia y las de algunos panistas. Pensando que sería un buen mandatario por ser experto en la administración de negocios, el resultado fue catastrófico.
En lo local no hay mejores ejemplos que Enoch Araujo Sánchez y Paco Rojas, también panistas y empresarios, el primero se dedica a la venta de pan y hule y, el segundo, al servicio hospitalario. ¿Cuáles fueron los resultados al frente de la alcaldía de Tuxtla Gutiérrez? En el caso de Araujo terminó su gestión embarrado en escándalos de corrupción y todo el tiempo se la pasó de las greñas con el exgobernador Julio César Ruiz Ferro. Paco Rojas entregó malas cuentas y se ganó el apelativo de “pacobonos” después de que se autorizara un ilegal bono de productividad de 2.7 millones de pesos al término de su gobierno.
No es la regla, pero casi todos los empresarios que desempeñaron cargos públicos salieron más ricos de lo que entraron. La única actitud visionaria que tuvieron al llegar al poder fue la de agrandar su riqueza. Y, pues, Mauricio Penagos no es ni la mitad de inteligente de lo que es como negociante Vicente Fox, ni tiene la popularidad de Paco Rojas. A todo esto, nunca ha desempeñado un cargo en la administración pública.
Además, que trabaje en el sector turístico chiapaneco no quiere decir que eso lo haga un buen prospecto para dirigir la Secretaría de Turismo. Podrá conocer las carencias y las necesidades de dicho sector, pero eso no garantiza que hará detonar el turismo en el estado con el diseño de nuevos programas de promoción y financiamiento, obras de infraestructura, etcétera, cuando es una tarea administrativa que nunca ha hecho en su vida. Tampoco nos asegura que no utilizará el puesto nada más para beneficiar a sus empresas, a sus amigos, a su familia, y especialmente cuando hay rumores de que su negocio de servicio de transporte opera en la ilegalidad.
Sucede que hace algún tiempo Penagos Malda comenzó a incursionar en la prestación de servicios de transportación turística con una empresa denominada Green Drive, que según denuncias funciona de manera irregular provocando un daño económico a los legales transportistas, quienes desde el 2014 vienen exigiendo a las autoridades pongan un fin a este abuso.
En su momento, los denunciantes revelaron que Green Drive apareció en el mercado ofreciendo servicios de transportación a diversos destinos turísticos de la entidad y al aeropuerto internacional Ángel Albino Corzo, pero sin contar con las concesiones correspondientes. Asimismo, afirman que fue creada por un grupo de inversionistas, supuestamente dirigidos por Mauricio Penagos, y que funciona desde el interior de varios hoteles en la ciudad que para el caso son propiedad de Penagos y de sus familiares.
El artículo 38 de la Ley de Transportes del Estado de Chiapas señala que transporte turístico “es aquel que se presta para el traslado de personas a lugares de interés turístico” y sólo mediante vehículos tipo “minibuses, midibuses, autobuses y panorámicos”, y los autos turísticos de Penagos Malda y compañía son en su mayoría coches que circulan sin placas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y que tienen como base central el Hotel Best Western Palmareca, que ya dijimos a quien pertenece.

ME VALE MADRES…
“¿Listo? Sí, estoy listo para asumir la responsabilidad. Y preparado, pues eso vamos a tener que construirlo todos     juntos porque de eso se trata el turismo”, dijo Mauricio Penagos en febrero de 2013 aspirando ser secretario de Turismo en el gobierno de Manuel Velasco Coello, porque según él “más que una aspiración es una pasión”. Incluso el entonces presidente de la COPARMEX en Chiapas lo recomendó al gobernador para que asumiera dicho cargo. Pero días más tarde dio una rueda de prensa para decir que ya no quería ni siquiera aparecer en los medios.
¿Por qué lo desechó el mandatario? Por las mismas razones por las que el futuro gobernador debe rechazarlo.
Si algo debemos entender es que la política es de políticos, y no de payasos. Desde hace algunos meses, Penagos Malda se pone una máscara de Batman y sale a las calles a denunciar los abusos, la corrupción y la impunidad de los gobiernos salientes en un afán protagónico que lo lleve por fin a lograr su sueño. Así que si no alcanza la Secretaría, al menos nadie le quitará lo ridículo.
En el pasado proceso electoral se dedicó a pasear en motocicleta por todo el estado y se refugió en el palacete que tiene en Playa del Sol. Se deslindó totalmente de todos los candidatos a gobernador, no hizo ningún proyecto, ni méritos, ni nada. ¿Cómo pues asegura que será secretario de Turismo en el gobierno de Rutilio Escandón Cadenas si ni siquiera tuvo un acercamiento? Según él, por un compadrazgo de lo más alto.
Miguel Torruco Marqués es un empresario y académico originario de la Ciudad de México que tiene una importante trayectoria en la administración pública, y ha sido llamado por el virtual presidente Andrés Manuel López Obrador a formar parte del gabinete federal en la Secretaría de Turismo. Y Mauricio Penagos dice ser su amigo íntimo y que Torruco lo hará secretario de Turismo en Chiapas. “Morena me la debe, y me vale madres lo que piense aquí el gobierno electo”, cuentan que dijo Penagos Malda al decir que su nombramiento vendrá desde el centro del país.
Por eso mismo, anunció el 5 de julio a través de su página de Facebook que está organizado foros en los distintos puntos turísticos en el estado con el objetivo de integrar la “Planeación Estratégica de Chiapas”, que entregará no al gobernador electo sino a Miguel Torruco.
Una imposición de esta índole echaría abajo el discurso de cero clientelismos, cero amiguismos y cero compadrazgos de AMLO y del propio Escandón Cadenas. Penagos Malda no tiene trayectoria, ni perfil, ni experiencia para asumir tal responsabilidad.
Si algo necesita Chiapas y sobre todo esa dependencia es un político de comprobada honestidad y pericia. ¡Chao!

@_MarioCaballero