Transmisión en vivo

Marcela Magdaleno, poeta y escritora, publica su nuevo libro de cuentos macabros, realistas y surrealistas

Miguel Ángel Maldonado “El Chiapaneco”
Ciudad de México

¡Aló, amigos! Apenas empecé a leer ‘Un Mundo al Revés’, es el primero de 25 cuentos macabros, sórdidos, realistas y surrealistas que Marcela Magdaleno Deschamps acaba de publicar. Pero por ahora les daré algunos detalles biográficos de esta genial escritora y poeta para darnos una idea de su obra: Marcela es nieta del escritor Mauricio Magdaleno, quien fue guionista de varias películas de la Época de Oro dirigidas por el Indio Fernández, como María Candelaria, Pueblerina y Salón México entre otras. Y también de la película Gran Casino de Luis Buñuel, por mencionar algunas. El maestro Magdaleno fue Vasconcelista y Miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, Senador por Zacatecas -su estado natal-, Diputado Federal, y ya en los años 60 fue Subsecretario de la SEP con el Presidente Díaz Ordaz, lo que causó antipatía para sus admiradores. El padre de nuestra poeta es el arquitecto Mauricio Magdaleno Ríos, alumno del fallecido arquitecto Juan Sordo Madaleno (1916-1985) y su madre Marcela Deschamps, diplomática y cónsul de Londres en los años 70, de familias veracruzanas y nieta de Alonso Deschamps (famosos petrolero que el Presidente Lázaro Cárdenas le expropió sus pozos). Marcela Magdaleno también es periodista, vivió de los ocho a los 13 años en Londres en los años 70, cuando su madre fue cónsul en esa ciudad. Vivió en Charwood Sw15, frecuentaba Kings Road, recorrió sus callejones y así fue convirtiéndose en una adolescente punk, haciéndose sensible al arte y en búsqueda de libertad, a no colgarse ni los éxitos ni los fracasos de sus antepasados, a ser ella misma. Vivió entre la neblina de la capital de Inglaterra y el Reino Unido, se hizo fanática del Dr. Hook. A su regreso a México asistió a un colegio de monjas en Guadalajara: le cambió la vida, se hizo gran amiga de la entonces jovencita de socialité Sara Cossío Vidaurri (de las familias más distinguidas de Jalisco) y que era novia de Caro Quintero. Luego del escándalo Sara Cossío se aisló del mundo y jamás se han vuelto a ver. Marcela retomó su vida y onda punk en la Ciudad de México, luego se casó con el músico Alfonso Moctezuma (descendiente del Emperador Moctezuma, nuestro Gran Tlatoani) y hoy tienen tres hermosos hijos dedicados al arte. Poco a poco fue cambiando su forma de vestir, ahora es una mujer ‘normal’ pero su pasión es la misma: le siguen gustando las películas expresionistas de Murnau (Nosferatu), las de Fellini, Juan Bustillo de Oro, las de su abuelo Mauricio Magdaleno y el Indio Fernández. Su compositor preferido es Vivaldi, obvio David Bowie y de New Age. Le divierte ver el Cabaret de Astrid Hadad, la pintura de Leonora Carrington, Leonor Fini y Remedios Varo; la poesía de Jaime Sabines, Efraín Huerta, Elena Garro en su etapa de poeta y Dolores Castro es su máximo. Marcela estudió periodismo en la Carlos Septién y es miembro de la Sociedad General de Escritores de México. A Marcela la conozco de varios años, teníamos una gran amiga en común: Helena Paz Garro (qepd), escritora y poeta e hija de Octavio Paz y de Elena Garro. Un día, Helenita me llamó de Cuernavaca para decirme; “Te quiero heredar en vida a una amiga, se llama Marcela Magdaleno, hoy vamos a México, nos vemos en Polanco”. Así nos conocimos, pasaron algunos años y Helena Paz falleció. La semana pasada Marcela me llamó para invitarme a la presentación de su libro número 20, más o menos. La cita fue en una Pulquería Punk en la Roma Norte ¡y después subimos a la azotea o Roof Garden, para brindar!

Loading...