Ley de Transporte y del Agua serán votadas por la siguiente legislatura: Willy Ochoa

José Salazar / Misael Ziñay / Diario de Chiapas

Tras consenso, las leyes de Transporte y Movilidad y  la ley del Agua, creación del Instituto del Agua, fueron quitadas y reservadas para que sea la próxima legislatura, quienes la discutan y aprueben, aseguró en rueda de prensa el presidente del Congreso del Estado, Williams Ochoa Gallegos.
En este sentido, manifestó que estas leyes han generado una serie de rumorologías por parte de los sectores sociales y del transporte, por ello tras el diálogo con los representantes de las fracciones parlamentarias del Congreso del Estado, del gobernador entrante y saliente, se acordó la determinación antes mencionada.
Ochoa Gallegos mencionó que en la visita del gobernador electo al Congreso se habló sobre los considerandos de la Ley de Transporte y del Agua, que las consideraciones de la soberanía, es buscar no generar dudas, comentarios que hagan pensar en la aprobación de una  nueva Ley de Transporte para otorgar nuevas concesiones para ayudar a grupos de interés.
“Con toda calma, prudencia y mesura, el próximo congreso que inicia el primero de octubre analizará los temas correspondientes para su aprobación o no, que tienen temas de importancia como son Uber y Cabify, que son empresas que tienen la intención de entrar al estado, al igual que las concesiones de mototaxis”, indicó el líder de la cámara.
El tema de la Ley de Agua señaló, “aunque en la entidad no se privatiza, porque la potestad la tiene el Estado, es un tema que trae el próximo presidente electo; se está privilegiando que venga el planteamiento para coordinar las leyes del agua, no dar vueltas a un tema de importancia”.
Ante el cambio de estafeta aclaró “la entrega-recepción del Poder Legislativo está en marcha, nos adelantamos a lo que han hecho algunos ayuntamientos, somos de los primeros órganos descentralizados, que tendrá que hacer una  entrega-recepción adecuada”.

Aplicarán medida de austeridad
El Congreso del Estado inició este martes con un programa de “adelgazamiento” del aparato burocrático que trabaja dentro del mismo, presuntamente para ayudar a la nueva Legislatura -que entrará en funciones el 1º de octubre- a desenvolver sus funciones de una manera más transparente.
Al respecto, el presidente de la Mesa Directiva del Poder Legislativo, dio a conocer que la medida forma parte de la entrega-recepción que deberá hacer la actual plantilla de diputados a los nuevos representantes populares que integrarán la LXVII Legislatura.
En conferencia de prensa, aseguró que no sólo disminuirán las plazas de aquellos empleados que trabajan apoyando a los congresistas, sino también, los gastos que conllevan el funcionamiento de dicha soberanía. “Se busca que la nueva Legislatura aplique la austeridad republicana que está mandatando el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador”, dijo.
Aseguró que los colaboradores de los legisladores serán liquidados conforme a derecho con el objetivo de que se entregue un Congreso con todos los espacios disponibles para los próximos diputados. “Ya lo adelantaron las autoridades federales, que no sólo habrá recortes, sino que no habrá más contratación de burócratas por los próximos cinco meses”.

EQUIVOCACIÓN
Entrevistada por separado, una de las empleadas del Congreso –quien pidió omitir su identidad por temor a represalias- resaltó haber sido llamada este martes por el departamento de Recursos Humanos, en donde le informaron que había sido cesada, empero, al exigirles que debían hacerlo mediante un oficio, pagarle la quincena transcurrida y liquidarla conforma a derecho, le externaron que habían cometido un error y que ella no entraba en los planes de cese.
“Tengo varios años trabajando en este lugar, por lo que tengo derechos. Me dijeron que este miércoles quedaría resuelta la equivocación, no obstante, lo que me aseguraron es que no recibiría mi sueldo, pues el proceso de cesantía había inició el 1º de julio y ya no estaba en nómina”, resaltó.
Extraoficialmente se manejó que el número de cesados este día fue de 100 trabajadores, por lo que con los recortes anunciados por Willy Ochoa, se espera que en agosto y septiembre venideros sea un número similar de trabajadores los que se despidan, es decir, hasta llegar a 300.
Elecciones Invalidadas:

“Sobre las elecciones extraordinarias, se tiene que esperar el fallo del Tribunal, mi consideración, es que antes que inicie el próximo gobierno se den las elecciones extraordinarias, para que se entregue la gobernanza en la mejor sintonía posible”. Los recursos para estas elecciones saldrán de este ejercicio fiscal.